lunes, 19 de mayo de 2014

Dile no a la felicidad.

Me rehúso a ser feliz, a encontrar un final de arco iris. Prefiero seguir en búsqueda de la felicidad día tras día, pero sin nunca encontrarla, porque la motivación y todo el ir y venir de la vida, es lo que la hace especial y lo que nos permite seguir luchando para cada vez ir obteniendo cosas mejores, y por cosas, me refiero  no sólo a lo que podemos palpar físicamente, sino también a lo que está en nuestras cabezas. Al estar o sentirnos felices, nos matenemos dentro de un círculo en el cuál todo lo que nos sucede es igual, sin montañas rusas, sin subidas ni bajadas, ni gritos de aliento o de miedo, es como estar recibiendo a la muerte a tus pies y con una taza de té. Por eso, dicen que la muerte trae felicidad a la persona a quien visita, ya que se deja de tener esa esperanza, ese motor de seguir y seguir, y se entra a un estado en el que ya no hay nada, o lo hay todo, pero nunca se está en un estado de alta entropía. Por eso, me rehúso a ser feliz, porque no quiero ser una persona muerta cuando puedo seguir en pie y firme, como una guerrera de la vida, luchando contra mis monstruos internos y aprendiendo de ellos, para que así cuando llegue mi hora, pueda morir sabiendo que di todo de mí y me encontré a mi misma, me di un significado...y así, sólo así, sabre que la felicidad me encontró.

1 comentario:

  1. escribe muy bien, aunque discrepo un poco, pero sé que el principal motivo es la percepción que tenemos de felicidad. Qué es felicidad?? porque yo entiendo mi felicidad como un sinónimo de tranquilidad inherente a cada paso que damos y NO como esa vaina rosada que lo hace lucir cara de pastel. De tal manera que si vamos por el camino que queremos ir, hacemos de nosotros lo que queremos hacer, nos damos el placer de ser quien queremos ser, tranquilos por el sendero.. para mi eso es ir de la mano de la felicidad.. durante la vida.

    Claro que se esa tranquilidad se entremezcla con ese sentimiento ligado a la insatisfacción crónica en la que vivimos sumergidos.. pero entre navegar entre esas dos emociones hace parte de esto que llamamos vida.

    abrazos!!

    ResponderEliminar