sábado, 26 de octubre de 2013

Cualquier cosa de sábado en la noche

La ventana está abierta, todo el humo a ciudad entra como un veneno y recorre mis pulmones. Lo único que se rescata de aquel momento, es ese árbol seco que se ve inexpresivo, sin movimiento, lúgubre, pero que muestra en sí lo que es estar afuera, aquel mundo de peligros, de personas desconocidas o que crees conocer, de personas que vienen y van y se balancean contoneándose por las calles llenas de seres sedientos y estereotipados. Es difícil vivir en esta sociedad en donde tienes que ser como te dictan, en la que no puedes abrir tus alas y volar a tu manera. Es difícil, triste y humillante con uno mismo. Escribir es la mejor manera de ser o de intentar ser lo que uno cree que es. Como dicen por ahí o es negro o es blanco pero nunca gris...¿pero qué si el gris es el color que te define?¿qué si este mundo no está hecho para ti?...sólo queda nada.

1 comentario:

  1. Ayer una persona me dijo que si uno decide vivir la vida de tal o tal otra manera, no importa, no pasa nada, nunca pasa nada. De algún modo, esta frase me conmovió porque es cierta, aunque tú decidas hacer lo que quieras, la vida seguirá para todos y acabará igual para todos. Tú eres el maestro que dirige tu vida.

    ResponderEliminar