miércoles, 22 de mayo de 2013

Notas IV

Tu silencio es peor que una daga que atraviesa mi pecho.
Aquel intervalo de ausencia, carcome mis sentidos de maneras exuberantes,  revienta mis entrañas y me devora el pensamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario