jueves, 25 de abril de 2013

Aquel corazón que lanza a gritos ser escuchado, cada día se pone más pequeño y arrugado, porque sus palabras son como el eco que se pierde en el silencio.

1 comentario: