miércoles, 26 de diciembre de 2012

Sobre el lienzo.

Aquel pincel con el que se dibuja el viento, se introduce en un paisaje lleno de colores, de emociones. Empieza sumergiéndose sobre el negro, el cual indica que hay algo muerto, algo que desea ser resucitado; después con el rojo, cuyas pasiones más profundas salen a flor de piel, con un pequeño gemido y una corta respiración; luego se mezclan todos los colores, donde diferentes arco iris,  se dibujan y desdibujan en cada segundo en el que se unen... Se siente un éxtasis del que no se desea salir, pero al final de toda esta montaña rusa, viene la calma; así que aparece el blanco, que neutraliza aquellas sensaciones, deja de plasmar todo aquello que sucedió tan rápido, que logró una profunda exhalación...


lunes, 24 de diciembre de 2012

Como aire.

I

¡Libérame!
¡Sácame de aquí!
¡Vuela conmigo!
¡Lejos, lejos, lejos!
¡Hasta donde el viento llega!
¡No miremos atrás!
¡Volemos!
¡Hasta donde el viento llega!.

II

¡Caminando hacía adelante!
¡Vas junto a mi!
¡Volando como pájaros!
¡Arriba, arriba, arriba!
¡Hasta donde el viento llega!
¡No miremos hacía abajo!
¡Volemos!
¡Hasta donde el viento llega!


.
.
.




domingo, 23 de diciembre de 2012

Sin salida.

Vida monótona y sin rumbo. Me encuentro en un callejón, en donde las paredes cada vez más se empiezan a acercarse, tratando de aplastarme. No hay salida. Corro cada vez más rápido esperando con ansias encontrar una luz que se encienda al final y pueda ayudarme. Sigo corriendo y hasta ahora no la encuentro. 
Despierto de aquel desesperante sueño ( O quizá pesadilla), y siento que fue real, pues no puedo moverme ni gritar. La desesperación sigue habitando en mi, sin poder escapar de ese sentimiento que furtivamente me devora toda. 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Ella para él. Él para ella. Ella para ella. Él para él. Yo para mi.
El encanto se ha perdido. Es más, a veces me pregunto si alguna vez lo tuve. Ya no soy más que un ser deambulando por las calles de mi imaginación, tomando un buen vino de aire y llorando lagrimas que ya no tengo.
Busco que alguien pueda salvarme de mi misma, de esta destrucción que mi ser le hace a su semejante y así poder enfrentar con espadas y fuego aquellas paredes que me han mantenido retenida durante mucho tiempo.