sábado, 22 de septiembre de 2012

¡Ten el valor para escribir algo al menos!.
No huyas de las letras, aquellas formas que tan bien te han entendido, porque son las únicas que te permiten ser. No tengas miedo a que tus dedos se mueven al compás de una trágica melodía, y se claven en cada una de las teclas, que aunque duras y muy diferentes a un bolígrafo,  permiten dar fin a lo que atormenta tu cabeza.

1 comentario:

  1. ¡El valor de escribir! Qué paradójico que le huyamos a un acto tan sanador y desafiante.

    ResponderEliminar