viernes, 25 de febrero de 2011

Tu mirada está apagada y sombría; ya no es la misma de ayer. Tu alma oscura ronda tu mente todos los días, mientras ella está pensando en tus desgracias.
Desafíos interminables que aparecen ante mi vida y no se remueven fácilmente.
Ideas, locuras, mente, demente, todo rodea mi cabeza, la estalla, la llena de marañas y de virus que no sanan fácilmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario