sábado, 1 de enero de 2011

Hoy, final de 365 días

Fin de año....un final muy aburrido.
Hoy es un día como cualquier otro, solo que el cielo está lleno de humo  a causa de la pólvora que también está dañando mis oídos y mi tranquilidad.
Las personas hacen deliciosos banquetes, le ofrecen sus vidas a seres superiores, hablan sobre lo bueno que ha sido el año y sonríen como viles hipócritas.
Detesto estas festividades ya que todo lo que se hace es con falsas intensiones; todos te muestran la cara amable, fabrican sonrisas sobre sus caras y luego cuando todo termina siguen siendo las mismas personas traidoras y llenas de hipocresía.
A parte de todo esto, solo es una fecha donde el comercio se incrementa, porque eso es lo único que importa en este mundo podrido.
Quisiera sentarme afuera en el  jardín, tomarme una cerveza fría, y ver pasar este día como un fantasma escondida entre la gente.
Feliz.....bah, no me importa!

2 comentarios:

  1. bueno, a pesar del pesimismo que leo te deseo un buen 2011 ja...

    por lo menos tenemos al sr blogger para desahogarnos y utilizarlos para la creatividad...

    salu2!!!!

    ResponderEliminar
  2. Diciembre perfecto!!
    Aunque la perfección no existe más allá del realismo utópico fabricado por nuestra mente, veo un mes no como todos, tal vez por tradición, siempre he sentido la necesidad de celebrar con todos los que quiero, a pesar de que no lo he hecho, celebrar qué? Preguntaran algunos, cualquier cosa no me importa, celebrar que estamos juntos, celebrar que estamos vivos o medio vivos, que somos pobres o medio ricos, que ha llegado alguien o se ha ido, he deseado celebrar como lo he visto, o por lo menos he creído estarlo viendo, he visto la felicidad en los rostros de otros o me la imaginado, en esos últimos días del año celebramos, para olvidar que hemos muerto, buscamos en otros lo que se nos ha perdido. Siempre he deseado celebrar con mi familia y mis amigos, que son pocos, he deseado verlos a todos tan felices como me he imaginado ver a otros, y como dije por tradición es esta época en la que nos permitimos ser como queremos, y no hemos podido, es cuando decimos te deseo lo mejor si no se ha dicho, cuando tenemos tiempo para compartir, tiempo para buscar algo que creemos perdido, tiempo para encontrar cualquier motivo para celebrar, porque celebrar es muy vacano, porque celebrar es lo que hacemos cuando nos sentimos vivos, sin hacer caso a lo que eso signifique, he deseado encender velitas un 7 de diciembre haciendo natilla y buñuelos, siempre he querido hacer novenas de aguinaldos, siempre he querido una fiesta el 24, sancocho el 25, he querido fiesta el 31 y el primero, todo para buscar algo que creía perdido pero nunca he buscado, solo hacemos lo que todos, aprovechar que todo aparenta estar bien para hacer lo que se ha querido, a pesar de que tienes la razón, y el fin de año es solo un día que precede a otro como siempre y la pólvora y el ruido no nos deja seguir de largo e ignorar el paso del tiempo o sentarse a ver cómo pasa al lado del camino, en un mundo que solo sobrevive detenerse a celebrar es permitido; celebrar qué? Celebrar que estamos vivos o medio vivos, que ha llegado alguien o que se ha ido, no me importa, celebrar que estoy contigo, o que te has ido……

    ResponderEliminar