jueves, 16 de diciembre de 2010

Matando el tiempo

Hoy es miércoles. Ha sido un día lluvioso. Me encuentro tirada en la cama, con el sonido del ventilador entrando por mis oídos, mientras leo algunas palabras de Bukowski. Frases como : "Escribir te empuja a espacios aéreos, te convierte en un extraño, en un inadaptado." ; "Iba muy poco al cine por que me bastaba a mí mismo para asesinar mi tiempo, no necesitaba ayuda extra."  se estaban clavando más y más en mi ser. 


El señor B logra que mi tiempo se convierta en templo de reflexión, que deje a un lado mis estupideces y me ponga a pensar sobre mi vida y mi realidad, (...Por cierto) un poco putrefacta y maldita. Quisiera pasar la noche y la madrugada entera leyendo sus pensamientos (Los cuales comparto...por eso me siento tan atraída hacía sus escritos), bebiendo mucho alcohol, mientras postrada sobre mi colchón voy muriendo lentamente de una dosis de vida(La cual es más dañina que cualquier veneno mortal).

viernes, 3 de diciembre de 2010

Baile infernal

Mi alma condenada a una eternidad en el infierno, esta danzando con satanás, al rugir de la música salvaje, elevando mis deseos con gran excitación, mientras el lame mi oreja y besa mi cuello con gran pasión.
Nuestros ojos oscuros y llenos de fuego se entrecruzan como dos llamas sin extinguirse. 
Parece que hubiese pasado solo unas horas, pero he estado bailando con el desde mi llegada a este magnifico lugar. Allí solo hay grandes banquetes, personas desnudas y música con sonidos lujuriosos. 
Mi ser se siente en un festín, una fiesta de la cual jamás querré despertar.

jueves, 2 de diciembre de 2010

No hay salida

Aquella música me estremece
Hace que mis cabellos golpeen duro contra el aire
Moviendo  mis manos para apartarlos de mi rostro
Mientras agito mis puños con ira.


Quisiera que esas notas perduraran en mi cabeza
Penetraran mis neuronas mientras imagino la libertad
Corriendo sobre los campos verdes
Hacia ese deseo inalcanzable.


Nada de lo que veo es real
Siento solo soledad en mi interior
Pero solo aquellas canciones
Me recuerdan que estoy viva.


Imágenes rondan mi cabeza
Como taladrando mis recuerdos
Llegando  hasta la oscuridad que hay en mi
Y ahora no hay escapatoria.


¡Solo quiero salir de mi!