lunes, 27 de septiembre de 2010

Inframundo

No encuentro salida, necesito huir de esta maldición. Todas las puertas están selladas con el más duro recubrimiento, sin permitirme escapar. Aquel aire acumulado me está asfixiando y mi corazón bombea cada vez menos sangre. Empiezo a desfallecer mientras logro ver a través de mi nublada vista, una sombra que me invita a salir con ella. Es un poco cálida pero a la vez es fría; sus manos se extienden cerca de mi, mientras susurra palabras de esperanza en mi oído.
Ya he caído en un profundo sueño, solo escucho carcajadas, música;  siento el olor a vino tinto que penetra mi nariz y mis ojos ven orgías desenfrenadas. Gritos de desesperación y otros de placer, percepciones confusas que pasan por mi mente, mientras voy aterrizando en  mis pensamientos y y me doy cuenta que estoy muerta, y ando recorriendo el inframundo como una alma en pena buscando ser escuchada y aliviada.



sábado, 25 de septiembre de 2010

Quisiera tener tu recuerdo intacto en mi mente. Aquellos ojos oscuros que me intimidaban, tus labios rojizos que provocaban mis mas bajos instintos. Espero que donde te encuentres ahora estés mejor que aquí. Y que tu alma descanse plácidamente sobre el aire que te envuelve.

Lo mismo

Volviendo al mismo lugar, sin cambio alguno. Pensé que las cosas podían mejorar, pero creo que todo había sido un engaño mental. Las cosas siempre retornan a su punto de entrada, sin ninguna salida. Todo un circulo vicioso.

Muerte lenta

Corazón destrozado
amarga y dañina saliva
Años que pasan en vano
Tristezas desgarradoras.

Ojos que todo lo ven
Alma vagabunda
Soledad estancada
Lagrimas saladas.

Aire altamente tóxico
Sangre bañada en alcohol
Putrefacción de la carne
Morfeo vivo en la eternidad.


viernes, 10 de septiembre de 2010

Han pasado ya muchos años desde que empecé a sentirme así. Los días se han vuelto oscuros y las noches mi refugio. Las letras desfogan lo que tengo dentro de mi, y la música llena mi cerebro en vez de sangre. Taciturna y pensante, como un animal acechando a su presa. Unos días brincando sobre el asfalto y otros derramando lágrimas sobre el. Cansada de esperar que mis sentidos despierten y respondan al llamado del mundo. Mi corazón pide a gritos una salida, donde descargue el peso de mi alma.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

A primera vista

Recuerdo esa mañana fría. Yo caminaba por aquel puente solitario y peligroso, cuando alcé la cabeza , no pude creer lo que estaba viendo. Había topado con un ser mágico, el cual me había hechizado con su mirada.
Seguí hacía mi destino, pero mi mente no podía borrar aquella imagen encantadora, donde el paisaje era bordeado por colores y sonidos.
Pasaban los días y yo esperaba con ansías volverte a encontrar en el mismo punto, pero ese día nunca llegó.
Una tarde iluminada por el brillante sol, andaba por el camino que siempre tomaba para llegar a mi residencia. Cuando de la nada, vi acercándose a aquella majestuosa dama. Sus ojos chocaron con los míos y una pequeña sonrisa un poco pícara salió de nuestras bocas. Pensé que iba a recaer y jamás despertar. Sus pasos se hacían cada vez más rápidos pero al rozar su hombro con el mío, pensé que se iba a detener para decirme un hola, pero ella siguió su camino.
Desde aquel día no he dejado de pensar en ella,  me la he encontrado en mis sueños y en algunas realidades. Y sé que algún día tendré el valor para decirte que desde que te vi mi alma baila mientras juega con la luna.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Huellas en el tiempo

Tras tus huellas seguiré el camino que me ha de llevar a aquel paisaje donde las flores hablan, el viento susurra y los pájaros danzan. Como tu sombra, tu guardián, caminando por siglos, luchando contra fieras y evitando trampas. La lluvia tumba mi pelo y borra la sonrisa de mi rostro. Año tras año mi piel envejece, mi cabello ahora es como nieve sucia, y mis pies se doblan.Nunca te diste cuenta que ahí estaba yo, tan sigilosa, con alma de búho. El tiempo competía con mi vida, era una carrera a contra reloj, de la cual salí perdiendo. Por eso cada vez que mires hacía atrás, fíjate sobre el suelo, y verás mis huellas calcinadas penetrando tus ojos.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Tu mirada nubla mi mente, me transporta hacía lugares mágicos llenos de luz. Al caer la tarde y el sol, tus ojos se hacen más brillantes, como un par de luciérnagas juguetonas que arrebatan mi ser. Y al anochecer  crecen nuestros deseos, mientras miramos a través de nuestras ventanas un reflejo casi celestial. Mis sentidos se bloquean al sentirte cerca, el corazón palpita como si estuviera huyendo de la muerte, hasta que tus ojos penetran los míos y fulminan mi existencia como una bala esparciendo mi cerebro. Mis lágrimas no paran de brotar, pero tu lengua lame mi rostro, tu boca ha devorado mis ojos, para que no vuelva a soñar.