jueves, 12 de agosto de 2010

Mis días eran normales, aburridos y monótonos….pero aquél día , ese día en el que el sol brillaba tan amarillo como siempre, ese día  alcé mi cabeza guiándome hacia esa  voz dulce que oía entre el bullicio y  vi a un ser casi celestial …me hipnotizaste con tu mirada de fuego y con tu sonrisa llena de ternura y malicia a la vez…..pude encontrar en cada  palabra tuya un refugio , un alivio, una inspiración… sé que esto solo lo estoy sintiendo yo y que es un amor platónico pero prefiero guardarte en mi mente y pensarte todo el tiempo  que no haberte visto jamás….al pensar en ti me dan ganas de levantarme y gritar, de hacer una fiesta con pompas de jabón en las cuales tú estés ahí  adentro y que ojalá nunca se explotaran.
Han pasado unos cuantos días desde que te vi por primera vez, pero siento como si ya te conociera desde hace muchísimo tiempo. Tus letras son como música para mí, como esa pasión por la vida que debería tener. El aroma de las flores y el color del océano se quedan pobres  al comprarlos contigo.


1 comentario:

  1. Tienes fluidez, espontaneidad, naturalidad para escribir. Sólo hace falta un poquitín de revisión en algunas expresiones comunes, V.G. :"...el sol brillaba como siempre...esa voz dulce que oía ...me hipnotizaste con tu mirada...con tu sonrisa llena de ternura..."

    ResponderEliminar