lunes, 18 de enero de 2010

Dolor

Rosas al viento han sido lanzadas por un amor desesperado, rosas negras y podridas, olores fétidos como si estuviera expulsando de la vida a un cadáver. Corazón petrificado y frío, ojos pálidos que tratan de mirar alrededor, pupilas dilatas con imágenes borrosas. Al llegar ahí escucho gemidos, gritos de dolor y desesperación, aullidos de un ser con sentimientos de lobo,aquel que con mano desgarra lo más profundo de mi existencia.Lagrimas de  sangre brotando como ríos, derramándose sobre mi cuerpo débil y cansado. Tus dientes penetran mi carne, comes todo lo que tengo dentro de mí para saciar tu hambre y tu desdicha.Me dejas abandonada en medio de aquel bosque, mi cuerpo podrido, aves rondando mis sobras y saboreando mi sangre seca, mientras se  oye el agua caer de la cascada. Te llevaste mis latidos en esa botella sucia y podrida, los lamerás y saborearas tu sonrisa de venganza, aquella llena de maldad y lujuria.Me dejaste sin respiración, ahogándome en el tiempo, hasta que la última lágrima se haya secado y haya ido a donde van las lágrimas que no tienen vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario