miércoles, 30 de diciembre de 2009

Gritos en el vacío.

Lanzo un grito al vacío en nombre de todo lo que pudo ser y nunca fue, aquellas travesuras que de niña hacia y que ya no repito, aquellos besos que estuvieron solo en mi cabeza porque no pudieron hacerse realidad.
Grito al vacío hasta acabar mi voz, grito esperando que alguien al otro lado  me responda con una voz suave y cálida, que recoja cada palabra que lanzo y me las devuelva en forma de verso.
Mi voz ya está cansada de gritar, solo quiere descansar, pero no podrá hacerlo  hasta que todo lo que tengo dentro de mí sea escuchado, y que alguien endulce sus oídos con mis agitadas palabras, que las acaricie, las bese y las guarde dentro de su ser.



2 comentarios: